CTOA - Inicio

Club CTOA
Escudo CTOA
El Club
  Quiénes somos  
  Dónde estamos  
  Normativa  
Socios
  Calendario  
  Preinscripción  
  Clasificaciones  
  TRI-TOUR  
  Equipaciones  
  Horarios  
  Área de transición  
  Socio del mes  
CelebriTRIes
Escuela
Enlaces
Hazte socio
Contactar
Socio del mes
 

CTOA´S POR AUSTRALIA

"Este socio del mes podría titularse Madrileños por el Mundo o mejor dicho CTOA´s por el mundo y es que dos míticos triatletas, pertenecientes al equipo de competición, han regresado hace poco de su experiencia en las Antípodas. Cada uno llevado por diferentes circunstancias, pero ambos concurrentes en Australia: cuna de Triatlón, Surf y Kanguros."

Hilario Real: Nacido en 1985 en Campillo de Altobuey, Cuenca, ha vivido en Melbourne durante los últimos 5 años, es licenciado en Psicología clínica y trabaja en recursos humanos. Podemos definirle como joven y a la vez veterano en el Club ya que sus inicios se remontan a sub 23 cuando aún era estudiante y donde ya dejaba mostrar la alta competitividad como parte de su carácter ganador.

 ¿Qué te ha aportado a nivel personal y a nivel triatletico tu estancia en Australia?

Las experiencias que he vivido en Australia han cambiado mi vida personal. En cuanto al triatlón allí lo he empezado a experimentar de otras maneras. He sido entrenador, también he trabajado en marketing y el servicio al triatleta, promocionando el triatlón como cualquier otra experiencia; hasta organicé avituallamientos para el Ironman de Melbourne.

  ¿Hay mucha diferencia en cuanto a triatlón entre ambos continentes?

En Australia hay miles de personas que solo buscan vivir la experiencia de participar en un triatlón. Por otro lado muchos son los que compiten su primer sprint y un par años después participan en un Ironman, entregándose en cuerpo y alma para ello, son muy valientes. En las antípodas son mucho más de larga distancia, todas las distancias son sin drafting y el número de mujeres que participa es casi el mismo que de hombres.


 
 ¿Qué es lo que te ha gustado más y que es lo que menos?

Me ha gustado que se entrena y compite muy duro pero de forma amigable. También que se entrena por las mañanas antes de trabajar. Quizá lo que menos me ha gustado es que no hay competiciones por equipos.

 
¿Es cierto que los aborígenes tienen un sexto dedo en los pies??

No tenía ni idea! pero hay una broma que dice que los de Tasmania tienen dos cabezas. Los Tassies si que son duros!

 
 Sabemos que te apasiona la Psicología aplicada al deporte. ¿Puedes darnos algún miniconsejo para que apliquemos en nuestras pruebas?

En primer lugar tomarse este deporte como un premio y las competiciones como una fiesta. En segundo lugar crearte un buen estado de ánimo antes de las carreras, competir contento es fundamental. En tercer lugar, en los momentos críticos, márcate pequeñas metas asequibles, lógralas y sigue adelante.
Publico una sección en la revista Sport Training, llamada “El tercer café” donde escribo sobre este tema, podéis leer más en http://www.sportraining.es/category/noticias-revista-espanola-del-deporte/el3ercafe/


 
 ¿Has mejorado como triatleta en tu estancia?

Yo diría que soy capaz de mantener un buen nivel invirtiendo mucho menos tiempo. He perdido unos kg de músculo y nado más lento, pero sin embargo en bici voy mucho mejor. Los australianos son auténticos bestias en ciclismo, además haber preparado un medio Ironman me ha ayudado. Mi carrera a pie se mantiene, en las competiciones élite si no eres capaz de correr a 3:30 seguramente quedarás el último.

Recomiéndanos un lugar para perderse por allí

Para perderse sin duda los Whitsundays en la gran barrera del coral. Whitheven es la playa más impresionante que he visto nunca. Una de las islas es la “Hamilton Island” un lugar de ensueño donde se han disputado la Super league triathlon.

¿Has echado mucho de menos al CTOA en estos 5 años?

Por supuesto aunque allí encontré mi particular club, Tri-alliance, donde además de competir era entrenador. Tenía desde atletas que no eran capaces de nadar más de 100 metros hasta algunos que han clasificado para Kona.
Cuando volví contacté directamente con el club, no me imaginaba competir con otro color que no fuese el azul.

Dejando a un lado el tema Australia ¿ cuáles son tus expectativas en cuanto a triatlon ahora?

Pues son ya 11 años en este deporte y lo disfruto aún más que en mis comienzos.
Quiero centrarme en las pruebas de la liga, la distancia sprint es mi favorita y las competiciones por equipos me encantan, recuerdo cuando quedamos terceros en la liga de clubs!
Por otro lado quiero aportar mi granito de arena en los entrenamientos para que en el CTOA podamos mejorar todos; a Jaime ya le he dicho que le iba a dar muy “mala vida”

Yolanda Manso: Formó parte durante mucho tiempo de la escuela como técnico, licenciada en Inef y profe de Educación física partió el año pasado a su aventura particular en busca de mejorar su Ingles. Procedente del Atletismo se inició en el triatlon hace 7años y desde entonces ha ido evolucionando como triatleta.

1.- ¿Cómo fueron tus primeros días en el Australia, fue muy duro adaptarse?

Me adapté rápido la verdad, pero a los horarios y a la comida, no al idioma, jaja.
Aunque lo de sentirme adaptada, adaptada en un lugar… me duraba poco. El viaje me lo tomé tipo carrera de medio fondo. Ya sabéis, si el ritmo te es cómodo, es que algo no va bien, hay que dar otro tirón. Y así hacía, cuando ya estaba cómoda con una familia o en un lugar… hala, para otro lado.
Solo eran 8 meses y con el nivel que yo llevaba de inglés… o me ponía las pilas, o me volvía igual, jaja.

2.- ¿Seguiste entrenando? ¿Cómo te organizabas para compaginar estudio y entrenos?

En Australia la vida comienza un poco más pronto que aquí para todo el mundo. Yo me levantaba a las 5:30 y me iba a entrenar. Durante los tres primero meses me permitía 1h30 diaria y hasta esos días que me encontraba muy saturada de inglés, doblaba por la tarde. Pero luego las cosas ya tomaron otro rumbo. Tenía que practicar más y los amigos no los tenía en el deporte. Aunque estuve entrenando a un grupo de compañeras de la escuela. “Yolanda BootCamp” le llamaban jaja. Y una compañera de piso era entrenadora personal y a veces me escapaba y me metía en sus clases.

3.- Hay el Surf… ¡¡¡¡ sabemos que te gusta bastante, ¿pudiste practicar algo?{{}}


Me fui entendiendo muy poco inglés, pero había una palabra que no paraban de repetir: “dangerous”, “dangerous”, “dangerous”. Todo es peligroso en Australia, jaja. Y si observabas un poco, veías a muy poca gente nadando sola en el mar y si lo hacía, nadaban cercanos y paralelos a la orilla. Playas inmensas, y solo podías bañarte entre unas banderas que se distanciaban en algunos casos, tan solo 50 metros. Más que por los tiburones, por las fuertes corrientes.
Me encanta el surf, pero no sé mucho, jaja.
Pero la segunda escuela en la que estuve, organizaba muchas actividades deportivas y de vez en cuando le tocaba al surf, así es que, allí iba yo. Y mientras tanto, a practicar aunque sea en los bancos.



4.- En cuanto a cultura deportiva, instalaciones, formación etc que diferencias ves entre ambos países y gentes.

Era sorprendente ver la cantidad de chicas haciendo deporte en la calle. A diferencia de aquí, era más difícil ver a un chico que a una chica corriendo o en los BootCamp que se organizaban en los parques.
Se entrena en piscinas de 50 metros, se circula en sentido de las agujas del reloj y al aire libre durante todo el año. Muchos niños o adolescentes entrenan a primera hora de la mañana (5:30) y les veías llegar con las legañas en los ojos, descalzos y sólo con el bañador puesto. Unos se iban igual y otros desayunaban en la piscina, y para la escuela.
Y en una piscina que fui en Sidney, en cada calle estaba permitido o prohibido nadar a un estilo. Muy curioso, la verdad.
Correr… me resultó muy difícil encontrar un terreno que no fuese asfalto, aunque parezca mentira. Pero allí la naturaleza, es un poco impenetrable y ya sabéis… “dangerous”. Pero encontré en el primer sitio donde vi una pista de atletismo de hierba. Sí, sí, las calles eran de césped. Una pasada para entrenar descalza de vez en cuando, jaja.
Pero con la bici, una maravilla rodar por las carreteras. Carriles muy anchos y muy limpios. Y si lo hacías por las aceras, la gente se apartaba rápidamente y te pedía perdón. ¡¡Increible!!

5.- El diablo de Tasmania es un marsupial que existe ( aunque suene a coña )¿ Viste alguno por allí? -  Ojo que es carnívoro y muerde como un cocodrilo ¡

Nooooo, me perdí a ese lindo animalito. Pero a pesar de no ir a ningún zoo, pude ver muchos otros.
En Australia se respeta mucho la naturaleza y a los animales. De ahí que ver muchos pavos por las calles, que te ataquen murciélagos gigantescos cuando montas en bici o que te caiga una serpiente enorme de un árbol mientras tomas el fresco, sea normal. Jajaja.
Me enamoraron los pelícanos. Para los australianos, pasaban desapercibidos, pero para mí era la primera vez que los veía y no me los imaginaba tan grandes.
Koalas, canguros, cocodrilos, leones de mar, ballenas… No eran fáciles de ver y dependía también de dónde vivieses, pero más o menos tuve suerte.

JPEG

6. - ¿Algún consejo que dar a alguien que emprenda una aventura similar?

Si os vais a aprender inglés, iros solos, huir de los españoles, vivir con australianos y… aguantar el tirón.
Y si tenéis posibilidad, viajar mucho, pero solos también. Los cambios os harán estar despiertos, porque al final uno aprende rápido a sobrevivir sin mucho esfuerzo, jaja.

7.- ¿Qué destacarías con diferencia de tu experiencia?

Las personas tan impresionantes que he conocido de todo el mundo: profesores, compañeros, amigos…. Con los que pasé momentos que nunca me habría imaginado, dado mi pánico al inglés y con los que conseguí mi principal objetivo que era disfrutar con el idioma. Pero sobre todo aprendí que la actitud es más importante que cualquier saber en la vida.

8.- ¿Recomiéndanos un lugar mágico que te haya encantado por allí?

Otra palabra muy sonada en Australia era “amazing”. Allí todo es “asombroso”, “impresionante”. Una puesta de sol, un amanecer, una roca en pleno desierto, un pueblo minero donde en la superficie solo hay moscas… jaja.
Creo que lo mágico es lo que vives o cómo vives ese lugar. Australia es “amazing”, no lo niego, pero España no tiene nada que envidiarle.
Aun así, os podría decir un montón de sitios que tendríais que visitar si vais algún día, pero quizás porque es el sitio donde viví más tiempo, me decanto por recomendaros Noosa Head. Es un “pueblo” muy pequeñito al norte de Brisbane con un Parque Nacional para correr mientras ves el mar, ¡impresionante!

9.- Muchos de los mejores nadadores del planeta son australianos y hay mucha tradición de aguas abiertas ¿pudiste coger algo de aquello?


¡¡¡¡Lo intenté!!!! Estuve unos días nadando con el equipo de triatlón de Noosa, pero era caro. Se pagaba por cada entrenamiento. Y se hablaba poco, la verdad. Lo único que iba a aprender en cuanto a inglés eran número, jaja.
Pero durante esas sesiones hice muchas aletas (hasta en los enfriamientos), mucho nado con los pies atados y nado con la cabeza fuera.
Para nadar en el mar, se quedaba un día a la semana y podía ir quién quisiese. Se hacían dos tiradas diferentes en cuanto a metros y nadaban todos juntos acompañados de una piragua.
Aprendí un poquito de los australianos y un poquito de algún madrileño que se dejó caer por allí, jaja.
Lo que sí que “pillé” de Australia fueron unos kilitos de más que me hacían flotar de lo lindo, jaja.

Anteriores

 
 
Subir | Inicio