CTOA - Inicio

Club CTOA
Escudo CTOA
El Club
  Quiénes somos  
  Dónde estamos  
  Normativa  
Socios
  Calendario  
  Preinscripción  
  Clasificaciones  
  TRI-TOUR  
  Equipaciones  
  Horarios  
  Área de transición  
  Socio del mes  
CelebriTRIes
Escuela
Enlaces
Hazte socio
Contactar
Socio del mes
 

Esther Gallego Martín

Diplomada en Educación Social y licenciada en Psicopedagogía, pero trabajando en algo que tiene poco que ver con este área, monitora socorrista en el PDM de Alcorcón.
En el mundo deportivo, empezó con 5 añitos en natación en el Club Natación Ondarreta, teniendo que dejarlo con 15-16 años por una desafortunada lesión en la espalda, y a los 22 años…. triatlón cuando se fundó el club y de momento aquí sigue.

P.- ¿Cómo comenzo tu aventura en ctoa?
R.- A través de Claudio, el entrenador de natación. Con él ya hicimos algún triatlón a nivel de club en el verano, que era la época que estábamos más relajados porque habían acabado las competiciones importantes. Las distancias eran para nadadores claro: 1000 metros nadando, 5km o 10km como muchísimo en bici y 2km corriendo como muchísimo también (casi todos acababamos andando la carrera a pie, je,je). Después de la lesión yo seguía yendo a nadar de vez en cuando y Claudio me contó que se iba a crear un club de triatlón. Desde entonces aquí estoy.

P.- Tras todos estos años, ¿cómo has visto la evolución del club?
R.-El club ha ido cambiando pasando por etapas mejores y peores. Sobre todo se puede decir que ha evolucionado con los socios, pasando por una primera etapa con pocos socios con muchísima ilusión, ganas y una gran disposición. Poco a poco el club entró en una época muy buena a nivel de resultados deportivos con Raúl Córdoba, Cesar Pereira y Ana Burgos entre otros muchos deportistas a destacar. Posteriormente, vino una época bastante mala en la que aumentó el número de socios y las demandas a cubrir, aquí fue crucial el “fichaje” de Ceci como entrenador, entre él y Manolo lograron sacar al club de est “pequeña crisis”. Ahora se puede decir que vivimos un estancamiento como club, a nivel deportivo se sigue alimentando de las viejas glorias pero falta gente nueva con las ganas y disposición que se tenían al principio (todo esto sin olvidar a Daniel Rodríguez que ha tenido un año fantástico y a Hilario, ambos están contribuyendo a que el club se mantenga deportivamente). A nivel social, que es como mucha gente se mantiene en el club, también estamos a la baja, los socios tienen menos tiempo para poder entrenar o ver a la gente por distintas razones. Lo bueno es que el club vaya cambiando en función de las necesidades de los socios, eso es positivo. Los cambios no tienen porque ser malos.

P.- ¿Y cuál crees que será su futuro?
R.- Como he dicho anteriormente va a depender de nosotros, de los socios, de lo que queramos y podamos hacer a nivel deportivo.

P.-. ¿Y el peque para cuándo comenzará su etapa triatlética? Porque con los papis que tiene…
R.- Ya hace casi triatlones -ríe-. Correr: todos los días y a todas horas quieras tú o no. Nadar: la piscina le encanta, mete la cabeza, se tira... Y bici ya tiene una sin pedales aunque todavía no la maneja él solo, le queda un poco grande, ahora tiene una moto con la que va como un rayo, Juli y yo hacemos series corriendo detrás de él todos los días. Ya veremos luego por donde sale, igual no le gusta el deporte, pero por estímulos que no sea.

P.- Cuéntanos alguna anécdota divertida relacionada con el triatlón.
R.- Con Nuri Blanco tengo unas cuantas… la peor para mí fue en una copa del rey que se realizaba en Córdoba, el equipo lo formábamos Isi, Anita, Nuri y yo, el hotel estaba bastante alejado de la prueba. El día de la competición llegamos a la prueba todas juntas, con el tiempo un poco justo, menos mal que al llegar nos enteramos que llevaban un retraso de casi una hora. Al empezar a prepararnos me di cuenta que se me había olvidado en el hotel el casco de la bici, madre mía, que papelón…!!! llamamos a los chicos que estaban todavía en el hotel para que nos lo acercaran. Nuri y yo nos quedamos a esperarles, pasado un tiempo, y viendo que no llegaban, nos acercamos a ver como iban las salidas de los distintos grupos y cual fue nuestra sorpresa cuando vimos a Anita y a Isi en cámara de llamadas porque nos tocaba salir y teníamos que estar las 4. Que nervios!! No teníamos ni el neopreno puesto, las diablillas me cogieron en volandas y en un pis pas el neopreno estaba puesto, salimos corriendo Nuri y yo a la cámara de llamadas y cuando llegamos ya habíamos perdido un minuto del tiempo de salida, Nuri y yo veníamos tan aceleradas que salimos a nadar a tope, cuando llegamos a la primera boya vimos que estábamos solas, que Anita e Isi se habían quedado atrás, que desastre!!!Nos entro la risa… Por fin salimos del agua, nos preparamos para la bici pero mi casco no había llegado y no podíamos salir en bici. Nos quedamos allí plantadas viendo pasar los grupos que llegaban detrás nuestra, riéndonos por no llorar. Menos mal que uno de los grupos que iba detrás era el Canal que habían perdido a Chose y no podía salir en bici con su equipo. La pedimos el casco y gracias a ella pudimos acabar la carrera sin más sobresaltos. Lo siento chicas!!!

P.- ¿Qué prueba destacarías como la más especial
R.- Sin duda la Liga y la Copa del Rey, porque son las que se hacen en equipo y sin equipo no ganas.

P.- ¿Y el peor momento deportivo?
R.- El año que tuve una lesión de rodilla coincidiendo con la enfermedad de mi padre

P.- Algún desafío por realizar
R.- De momento ninguno en mente, estoy a gusto como estoy ¡Si es que no doy a mas!

P.- ¿Por qué crees que el número de chicas que realizan triatlón no acaba de despuntar?
R.- La verdad es que es algo para estudiar a fondo ¿por qué en el triatlón de la mujer hay una participación femenina altísima y en cualquier otro triatlón no? Yo creo que creen que es un deporte muy duro y que está más enfocado a chicos que a chicas, porque en cuanto bajas las distancias y lo planteas como algo divertido aumenta la participación. Hay que cambiar el concepto de este deporte como algo muy duro que solo los más fuertes pueden hacer. Todos nosotros sabemos que, depende de cómo te lo tomes, se puede hacer más o menos duro.
En este club el problema de las chicas es que siempre hemos sido muy pocas y si cuando vas a entrenar no hay alguna chica al final te desmotivas. No hay más que ver el año 2007 o así éramos un pelotón en las salidas de bici: Isi, Anita, Silvia, Irene, Sandra, Nuria Perez, a veces Nuria Blanco, Carmen…y muchas más que se apuntaban, eso motiva mucho.

P.- Un Libro, una canción y una banda sonora.
R.- Libro, los renglones torcidos de Dios, canción “nunca el tiempo es perdido” (Manolo García) y banda sonora la boda del monzón.

CTOA.- ¡Muchas gracias Esther!

 
 
Subir