CTOA - Inicio

Club CTOA
Escudo CTOA
El Club
  Quiénes somos  
  Dónde estamos  
  Normativa  
Socios
  Calendario  
  Preinscripción  
  Clasificaciones  
  TRI-TOUR  
  Equipaciones  
  Horarios  
  Área de transición  
  Socio del mes  
CelebriTRIes
Escuela
Enlaces
Hazte socio
Contactar
Noticias
 

DANI REPITE. TRIATLON DE PONTEVEDRA, COPA DE EUROPA

Convocado para participar en lo que es su segunda prueba de la Copa de Europa esta temporada.

Tras su gran resultado en la prueba de Quarteira (Portugal), consiguió plaza para participar en Pontevedra, hecho a destacar debido a la exigencia de los criterios que este año impone Juan R. desde la Dirección Técnica de la FETri. Muchos califican esta prueba como la más dura del circuito europeo por sus condiciones climáticas, ya que el frío y la lluvia sumados a las bajas temperaturas del mar hacen que el cuerpo no responda, algo que pudo comprobar Dani en sus propia carne. Ni siquiera preparándose psicológica y físicamente se imaginaba que seria tan duro.

Aún así nos sorprendió de nuevo con el 28º puesto absoluto, codo con codo con las grandes promesas actuales a nivel nacional (Fidalgo, Josemi y Godoy, junto con Oscar Vicente). Afortunadamente tan sólo paso por un resfriado posterior, nada comparado con lo que podía haber sido, tras la serie de caidas y golpes que se sucedieron, especialmente en las transiciones. La forma física de Dani está consolidándole como una firme apuesta para el futuro y como hemos repetido alguna vez estamos convencidos de que lo mejor está por llegar.


(Fotografía: ITU - www.triathlon.org -The Official Triathlon Resource)

¡ENHORABUENA CAMPEON!

A continuación encontraréis la crónica de carrera contada por el propio Dani:

Durante los cuatro dias anteriores a la prueba ya pudimos experimentar cómo es el tiempo gallego, y nos hicimos a la idea de que el día de la prueba iba a ser posible que la cosa no mejorara demasiado. Y efectivamente así ocurrió: el domingo, día de la prueba, amaneció el peor dia de la semana si cabe. Ya desayunando mirabas por la ventana y podrías ver lo que se te avecinaba en cuestión de un par de horas. Las primeras en vivirlo fueron las chicas, no les dejó de llover a cántaros en ningún momento de la carrera, frío, viento y la temperatura del agua más que fresquita, 13ºC. A continuación nos tocó a nosotros, el panorama no cambió ni mejoró y ya en boxes colocando el material nos estabamos calando.

Dado el frío que hacía y la temperatura del agua decidí no calentar, calenté como pude en seco y antes de ir a cámara de llamadas me tiré a intentar hacer unos progresivos por lo menos para que la sensación de frío no me pillara por sorpresa en la salida. La verdad es que me tiré y ni progresivos ni nada, me resultaba imposible meter la cara en el agua así que dije -para afuera y a echarle huevos cuando den el pistoletazo-. "On your marks" y al agua, la peor natación de mi vida. Después de un calentamiento más que insuficiente mis sensaciones tratando de ir a tope hasta la primera boya fueron lo peor, sumando que al llegar a ella me llevé más golpes que en mi vida. Desde ahí, toda la natación se me hizo cuesta arriba, me resultó imposible coger ritmo y acompasar la respiración, y los dedos de las manos a medida que pasaban los metros se me iban durmiendo desde fuera hacia dentro. Tuve suerte, y pese a todo pude engancharme a cola de un tercer grupo, por delante un nadador salió en solitario, a unos 40 segundos, Noya, y a 1 min 15 s, el primer grupo de favoritos cogiendo la bici en torno a 1 min 15 s con respecto al mío. Me mantuve en ese tercer grupo que poco a poco fue cogiendo a gente formándose un gran pelotón, y en la última vuelta conseguirmos enlazar con el segundo, de modo que nos bajamos a correr unos 40. Por delante el nadador y Noya escapados, y un grupo de unos 8 integrantes con todos los favoritos. En bici mucho frío, yo iba muchas veces más preocupado de que no se me durmieran las manos que de otra cosa, factor que la gente no debió tener muy en cuenta, y la segunda transición fue un caos. Un pelotón con tanta gente, la mayoría sin sensibilidad en las manos, os podéis imaginar: bicis patinando por el suelo, gente sentada en el medio del pasillo retorciéndose intentándose meter las zapatillas, cascos que no se pueden desabrochar, etc.

La segunda transición fue un tapón. Yo, por suerte, pude hacerla bastante rápido porque llevaba las manos más o menos bien y pude entrar bien colocado, aunque pasé por encima de varias bicis y me di un golpe bastante fuerte en la tibia. Una vez superado el tapón de la transición comencé a correr y empecé a pagar seriamente los efectos del frío. Me resultó imposible coger ritmo, intenté ir como siempre de menos a más pero hasta la 3ª vuelta no pude contar con sensaciones medio decentes. El gel me debió sentar mal con el frío y corrí todo el tiempo con el abdomen muy rígido, con sensaciones de flato sin poder coger la velocidad que quizás podría, ya que de piernas no iba mal del todo. En el paso por la 3ª vuelta me cantaron el 36º, y concluí en meta el 28º. Ganador, el ruso Poliansky que también ganó en la anterior European Cup de Portugal, cogiendo a Noya en la contrameta del pabellón, donde acababamos en la última vuelta, y tercero, el mítico Riederer.

Creo que si hubiera tenido esas sensaciones desde el principio de la carrera a pie el resultado hubiera sido mucho mejor, pero bueno, en una prueba de este tipo lo fundamental es acabar, ya no sólo por el puesto sino porque es vencer una batalla contra tu cuerpo y tu propia cabeza que no para de decirte: -párate... Con la que está cayendo... ¿Adonde vas?-. Así que tengo que estar contento, es una prueba internacional más y debo seguir aprendiendo y cogiendo experiencia. Además, decir que pese a todo la gente se volcó por las calles de Pontevedra, en un circuito precioso por el casco antiguo donde el público no paraba de gritarte ánimos y el nombre que ven en tu mono, al ver que representas a la selección nacional, cosa que sin duda ayuda muchísimo a ir para alante.

Puesto final: 28º, 5º español.

 
 
Subir